El pasado sábado día 13, tal y como estaba previsto, tras celebrar la Eucaristía presidida por el Padre Heredia en la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer, el grupo de peregrinos de la Antiquísima Asociación del Altar del Mar puso rumbo a la localidad castellonense de Borriol, allí fueron recibidos por Mosen Pedro que les enseñó la Ermita dónde está la piedra a la que San Vicente subió para predicar en su paso por la población.

caminodecaspe2018

Continuaron el viaje hacía Catí donde visitaron la habitación dónde pernoctó San Vicente, la fuente y la Iglesia que también es Templo Jubilar en este Año Vicentino.

Prosiguieron hasta Morella donde pudieron contemplar la belleza de la Basílica de la Asunción de Maria y de su hermoso retablo, la escalera de subida al Coro y el Museo  que custodia con celo obajetos de la visita de San Vicente Ferrer.

Al término regresaron gozosos a Valencia dando gracias a San Vicente por poder visitar los lugares en los que él había estado camino de Caspe.